Primer vistazo: exóticos de Charrogg

“¿Estás segura de que esta cosa no me quemará la cara?” {: .indent}

“No hay nada ‘seguro’ con las innovaciones, Slayer. Pero me siento optimista.” Moyra empujó el yelmo con un dedo gruesamente enguantado. “No es que no pruebe estas cosas, Aeric. El revestimiento en este yelmo representa meses de experimentación. Una ‘experimentación’ rigurosa.” {: .indent}

“¿Quiero saber con qué experimentaste?” {: .indent}

“Nada humano, hasta ahora.” {: .indent}

Aeric levantó el yelmo de la mesa de trabajo y una ampolla empezó a formarse en su pulgar a causa del calor, lo que le obligó a cambiar su manera de sujetarlo. {: .indent}

“Okay, ahora deja que se deslice.” {: .indent}

Aeric exhaló y se puso el yelmo en la cabeza. {: .indent}

“¿Qué tal?” {: .indent}

“Bueno,” dijo Aeric, “mi cara no se está derritiendo.” {: .indent}

“¡Estupendo!” exclamó Moyra, “No estuve preocupada ni por un segundo.” {: .indent}


Este julio damos la bienvenida al calor del verano con dos nuevos exóticos: la Forja Calavérica y el Decreto Fundido. Forjadas en fuego e infundidas con aether ígneo, estas nuevas piezas están diseñadas para encajar con su equipamiento de Charrogg Ardiente, completando así uno de nuestros aspectos más… calientes.

LA FORJA CALAVÉRICA

El primero de nuestros dos nuevos exóticos es la Forja Calavérica. Con una estructura muy heavy y efectos dinámicos de llamas, esta pieza añadirá estilo a cualquier configuración de los Slayers.

El yelmo Forja Calavérica.

Aunque es en batalla donde este yelmo verdaderamente brilla. Cuando acierten su primer golpe, verán llamas crecer en la corona del yelmo. Acierten unos cuantos golpes seguidos, y generarán más calor que una hoguera alimentada con aether.

Perfil de un Slayer con exóticos de Charrogg activados.

Es. Muy. Metal.

La Forja Calavérica también otorga una bonificación muy caliente, convirtiendo parte del daño infligido en un “escudo de aguante”, una reserva de aguante que existe fuera de la reserva normal. Gastar aguante consumirá este escudo primero, permitiendo así llevar sus ataques más allá de los límites de la barra.

EL DECRETO FUNDIDO

Una vez tengan su cara rodeada por las llamas, estarán listos para probar el siguiente exótico: el Decreto Fundido.

Arte conceptual del nuevo martillo exótico.

Como muchas de nuestras armas y Behemoths, el Decreto Fundido pasó por varias fases de conceptualización. Estuvimos jugando con respiraderos de vapor, llamaradas, piel de Charrogg, y detalles de la empuñadura, antes de dar con el aspecto ígneo que verán a continuación:

Vista frontal del martillo exótico de Charrogg.

Y entonces le dimos munición fundida.

Los trozos de llama inspirados en el Charrogg del Decreto Fundido se sirven en tres niveles: bolas de fuego de largo alcance, granadas rebotantes de fuego y una bola gigante mortal.

EL SUELO ES LAVA

Disparar el Decreto Fundido desde una posición estática creará el primer tipo de proyectil, una bola de fuego de largo alcance que creará un charco de lava donde caiga. Cualquier Behemoth suficientemente desafortunado como para acabar en tal charco recibirá daño ígneo de forma continua.

SALIR DEL FUEGO PARA CAER EN LAS BRASAS

¿Quieren dejarle algo especial al Behemoth que están cazando? Realicen una explosión evasiva o un salto doble para dejar caer una granada de fuego, específicas del Decreto Fundido. Estos explosivos guiados, que además rebotan, perseguirán a cualquier Behemoth cerca de ellos, detonando al impactar o tras un tiempo.

LO QUE ES TUYO ES MÍO

Con el Decreto Fundido, la gigantesca bola de lava rodante del Charrogg se vuelve su gigantesca bola de lava rodante. Pueden invocarla al ejecutar una explosión cuádruple perfecta: un combo completo seguido de una explosión elemental. Se siente especialmente bien al disparar esto al Charrogg, aunque sean en su mayor parte ignífugos. (La venganza, en este caso, se sirve mejor caliente.)

¿CUÁNDO SE PODRÁN CONSEGUIR?

La Forja Calavérica y el Decreto Fundido llegarán a Dauntless este agosto. Mantengan un ojo en nuestro twitter para estar al tanto de nueva información.